La importancia del mantenimiento del acuario, pautas para un entorno sano

mantenimiento del acuario
El mantenimiento del tanque es una de las cosas que no se deben saltar

El mantenimiento del acuario en una rutina que no debes descuidar si te decides a la crianza de peces, en líneas generales es una actividad obligatoria que se realiza una vez por semana, sino estas familiarizado con este mundo y eres principiante, este es el primer tema que tienes que abordar.

Si en algo coinciden los expertos es que los peces son las mascotas más fáciles de cuidar, sin embargo requieres de atención y vigilancia para una crianza sana y un entorno limpio, el filtro de acuario es el equipo que asegura que el ecosistema este en las mejores circunstancias para que las especies acuáticas estén sanas y felices, por lo que es importante vigilar las condiciones del filtro.

Vamos a empezar con el cambio de agua.

mantenimiento del acuario
La razón más importante para cambiar el agua es disminuir los desechos / foto Acuarioland

Una de las tareas más principales en este mundo es conservar el agua de la pecera y una de las pautas que asegura que esté entre los parámetros normales es el cambio de agua. Las especies acuáticas que habitan en el acuario generan residuos como los nitratos o el fosfato que al agruparse en grandes cantidades pueden amenazar la vida marina ya que son tóxicos para la salud de los peces, plantas o invertebrados.

Esta es la razón por lo que es importante cambiar el agua, con esto se disminuye la presencia de estos desechos. El proceso es fácil y con el tiempo una vez que te acostumbras termina siendo una rápida operación.

La frecuencia para cambiar el agua

mantenimiento del acuario
La frecuencia y cantidad de agua que se debe retirar depende de las características del acuario

La razón por la que debes cambiar el agua del acuario es para crear esa estabilidad en los parámetros que te aseguran un entorno saludable para las especies acuáticas. La norma aquí es fácil, en ese pequeño ecosistema hay vida que vigilar y debe contar con los procesos naturales más parecidos a su entorno, por lo que saber cada cuánto tiempo hacerlo es necesario determinarlo.  

Continuando con el mantenimiento del acuario y la descomposición del nitrógeno en el tanque, una vez que se complete la cadena los nitratos aparecen y aunque la mayoría es consumida por las plantas y se reduce un poco ese nivel en el acuario, no se elimina por completo.

Al no ser suficiente se tendrá que eliminar esas sustancias toxicas hacerlo a través del cambio del agua, ya que con la agregación de la nueva agua se aportan los nuevos oligoelementos, minerales y nutrientes que necesitan las plantas.

Entonces, comienza la incertidumbre por el tiempo para cambiar el agua, la respuesta es sencilla; todo obedecerá a las características de la pecera en este punto influye para decidir dependiendo de los litros de agua que tiene el tanque, el conteo de los peces y la cantidad de plantas acuáticas.

Una pauta a seguir en el mantenimiento del acuario con la frecuencia del cambio del agua es que:

  • A más cantidad de peces se deben realizar más cambio de agua.
  • De igual forma si tienen más cantidad de plantas deben realizar menos cambios de agua.

Sin embargo, estas orientaciones te pueden ayudar a decidir el lapso y la cantidad de agua que se deben cambiar en el mantenimiento del acuario:   

  • Semanalmente se puede cambiar del 20% al 30% del volumen útil del agua.

Para calcular el porcentaje de volumen útil se resta a la capacidad del acuario lo que ocupa espacio en el tanque tales como; decoración, sustrato, filtros internos, rocas, entre otras. Es decir, que si tienes un acuario de 100 litros le debes restar 15% aproximadamente que corresponde a las rocas, plantas y decoraciones y de esta manera obtener el volumen real que debe ser 85 litros, teniendo que cambiar entre 17 y 25 litros.

Además es conveniente determinar el cambio del agua según el tipo de pez, mientras más coma más desecho arrojará al acuario y podría retirarse entonces el 50% del agua, caso contrario ocurre con los peces pequeños que comen menos y arrojan menos desechos, el volumen del agua que se puede retirar es menos aproximadamente entre 30 o 40%.

El Tratamiento del Agua.

mantenimiento del acuario
El agua nueva del acuario se debe tratar con acondicionador

En este proceso de mantenimiento del acuario se retira el agua sucia y se coloca en el tanque el agua limpia, para este paso se debe tener claro el cálculo del agua que se va a cambiar.

En líneas generales se recomienda que se retire el 50% del agua del acuario, sin embargo, reiteramos esto va depender del tipo de acuario y por lo consiguiente se debe aplicar la regla según la cantidad de especies que habitan en el acuario, decoraciones, litros de agua y dimensión del tanque.

Entonces, el agua nueva que reemplazará el agua sucia va necesitar de un tratamiento especial y bajo ninguna circunstancia se debe agregar agua del grifo que ciertamente es tratada con cloro para el consumo humano, pero toxica para las mascotas acuáticas

De hacer la elección del agua del grifo las enfermedades más propensas para los peces se pueden presentarse en sus aletas, las agallas y la mucosa que protege la piel. El mayor riesgo es que muchas veces estas enfermedades no presentan síntomas visibles y los peces pueden morir.  

Para tratar el agua del acuario es recomendable colocarle un acondicionador que elimine el cloro del agua, esta solución es muy fácil de ubicar en las tiendas de mascotas acuáticas y además existe una variedad de marcas para decidirte que dan muy buenos resultados y son económicos. Cada fabricante tiene recomendaciones específicas que el producto remarca, de cualquier forma la orientación en la tienda es importante.