Goldfish🐠 – Tutorial para ofrecer cuidados básicos del pez dorado

Goldfish🐠 – Tutorial para ofrecer cuidados básicos del pez dorado

En esta publicación encontrarás importante información que te ayudará a mantener un acuario en condiciones adecuadas para hospedar peces dorados saludables. 

Si piensas instalar un acuario por primera vez se te enseñará desde cómo seleccionar a tu pez, alimentarlo, hasta cómo limpiar correctamente el acuario; y para todos los amantes de la acuariofilia, incluidos algunos avanzados, podrán aprender cómo verificar los parámetros apropiados del agua hasta reconocer y tratar algunas enfermedades.

Orígenes del Goldfish o pez dorado

Los Goldfish, cuyo nombre científico es Carassius auratus, son mascotas de agua dulce, muy populares hoy día entre los aficionados a la acuariofilia. Estos peces pertenecen a la familia Cyprinidae y provienen originariamente del Este de Asia, llegando a occidente en el siglo XVII, convirtiéndose en una de las mascotas acuáticas favoritas de éste lado del mundo.

Los peces dorados en estos días viven en entornos naturales en China, y en algunos países vecinos como Corea y Japón. En Occidente se encuentran en diferentes estados de Estados Unidos, entre los que se encuentran Nebraska, California, Minnesota,Carolina del Norte, Nueva Jersey, Nuevo México, Missouri, Wisconsin, Arkansas, Rhode Island, Massachusetts y Iowa, a donde ha llegado probablemente por medio de la descarga de contenedores de cebo.

Cuál es el hábitat Natural de los Peces dorados

Los peces dorados se desarrollan en fuentes de agua dulce, principalmente aquellos que son pacíficos y nadan lentamente. Estos peces muestran predilección por las aguas densas  y fangosas. Los peces dorados suelen vivir en aguas estancadas con poco o nada de corriente, y que cuenten con abundante vegetación acuática. 

Cuáles son los tipos de peces dorados

Cuando se habla de peces dorados, imaginamos al famoso pececito naranja. Sin embargo, existe una amplia variedad de peces dorados, entre los que se encuentran los Cometas, Fantails, Black Moors o Telescopio, Pearlscales, Orandas y cientos más, los cuales presentan muchas diferencias debido a sus particularidades. 

En algunos casos los peces dorados pueden llegar a medir hasta 61 cm, mientras que en otros casos si acaso llegan a medir 5 cm de largo. Son diversos los aspectos que pueden influir en el crecimiento de un pez dorado, incluyendo el ambiente en el que se desenvuelve. 

Los peces dorados que se desarrollan en la naturaleza se alimentan de una combinación de carne y plantas acuáticas, más otros elementos como zooplancton, huevos de peces, detritos, larvas de insectos y crustáceos. Los peces dorados que están en cautiverio suelen ser alimentados con pellets comerciales y algunos vegetales frescos  como calabacín, lechuga y guisantes, cortados en cubos pequeños, Algunos incluso comen camarones de salmuera y gusanos de sangre.

Cómo mantener un Goldfish en acuario

Para mantener peces dorados en cautividad se requiere al menos dos veces el espacio que necesitan los peces tropicales. Lo ideal es un acuario con fondo de suelo, aunque los guijarros pequeños también son una excelente opción como fondo. Los Goldfish se desarrollan cómodamente en aguas con temperatura que oscilan los 64 y 72 °F, por esto una de las cosas importantes a tener en cuenta es que ningún tipo de pez dorado debe vivir en acuarios tropicales,  debido a que son peces de agua fría. Con las condiciones adecuadas y una dieta equilibrada, los peces dorados que viven en cautiverio ampliarán su esperanza de vida, llegando incluso a alcanzar los 10 años y más.

Recomendaciones para el cuidado de los peces dorados

Para cuidar un pez dorado debes tomar en cuenta varios aspectos importantes que incluyen la elección adecuada del tipo de pez,  la cuarentena a la que deben ser sometidos, la instalación correcta del acuario y sus componentes, la valoración de la calidad del agua, la alimentación, vigilancia, detección y tratamiento de enfermedades, entre muchas otros que se explicaran en los siguientes apartados.

¿Cómo seleccionar un pez dorado?

Para seleccionar un pez dorado para su acuario, debe tener en cuenta varios aspectos. En primer lugar, considerando que hay una diversa gama de peces dorados, no debe combinar peces con diferencias destacables en cuanto a tamaño y rasgos. Esto se debe a que si juntas un pez dorado con aletas grandes, un cuerpo pesado y una vista defectuosa, con un pez delgado y de buena visión, el primero morirá seguramente de inanición. 

Por otro lado debe asegurarse de que el pez se encuentre en buen estado de salud, para ello observe al pez y verifique lo siguiente:

  • Que el pez esté activo y busca alimento.
  • Que sus aletas estén completas, erguidas y alejadas del cuerpo, sin bordes deteriorados.
  • Que no hallan manchas rojas o blancas en el cuerpo o en las aletas que no sean parte de su color natural.
  • Que su cuerpo no esté hinchado.
  • Que respire de manera natural y no de forma agitada.
  • Que nada con naturalidad y no de manera forzada, como tratando de mantenerse a flote.
  • Que se vea su cuerpo liso y que no tenga una falta significativa de escamas.
  • Que no se golpee o frote contra la grava o paredes del acuario.

Si no se detecta nada irregular, puede adquirir el pez dorado, pero igual es recomendable mantenerlo en cuarentena antes de incluirlo en el acuario con otros peces solo por precaución.

Cuarentena

Por lo general los peces dorados provienen de estanques de gran tamaño localizados en espacios abiertos. Después son capturados e introducidos en acuarios repletos de peces con muy baja calidad de agua, lo que puede afectarlos debido al estrés al que son sometidos, o simplemente pueden ser portador de alguna enfermedad.

Es por esto que el pez dorado debe ser sometido a una cuarentena en un recipiente aparte con algún medicamento a base de Praziquantel para combatir los parásitos protozoario, así como los trematodos por un mínimo de 15 días antes de introducirlo en el acuario con otros peces. También puede utilizar otros elementos como la sal de cocina sin yodo, el azul de metileno.

La sal es una excelente a una concentración de 0.3%, es decir 3 gr de sal por cada litro de agua. La sal equilibra electrolitos y contribuye al relajamiento de los peces.

El azul de metileno evita la aparición de bacterias u hongos que puedan afectar aletas o escamas.

Instalar y configurar tu primer acuario

La instalación del acuario es bastante compleja, ya que elegir su tamaño y ornamentos dependerá del tipo y cantidad de peces que vayas a introducir en él, así como deberás considerar distintos factores para seleccionar su ubicación. Todas las posibles dudas y preguntas que puedes estar haciéndote al respecto probablemente encontrarán respuesta a continuación.

Tamaño del acuario

Aunque nos hayan vendido la idea de que podemos tener un pez dorado en un pequeño bol, realmente esto no es lo correcto, de hecho el hacerlo sería algo cruel con el pez. Lo ideal es que por cada 2.5 cm de longitud del pez se le proporcione unos 3.8 litros de agua.  

Es decir que por un par de peces dorados regulares, su tanque necesita tener alrededor de unos  38 litros de agua. Hay un detalle, cuando los peces dorados se desarrollan en un entorno adecuado, suelen crecer entre 13 y 25 cm de longitud, por lo que seguramente requerirá  comprar un tanque de mayor tamaño. Así que lo mejor es comprar el tanque más grande que pueda comprar al empezar, para evitar comprar más y más acuarios durante el transcurso del tiempo.

Ubicación del acuario

Es sumamente importante saber dónde ubicar un acuario, no solo es cuestión de estética, sino que debemos tener en cuenta el bienestar de los peces, así como la seguridad de quienes vivan en la casa.

1. Instale el acuario en un lugar donde haya sombra.

Si hay mucha luz solar, las algas se reproducen tan rápidamente que se convertirán en todo un problema, dándole al agua una desagradable tonalidad verdosa. Además los peces dorados necesitan agua fría y la luz solar podría aumentar la temperatura de esta, lo que no solo los estresa, sino que podría incluso matar los peces. 

2. Coloque el acuario lejos de las puertas

Los peces necesitan tranquilidad en su ambiente, y el abrir y cerrar la puerta de manera constante pueden producir el efecto contrario, ya que al hacerlo en el acuario se sentirán las vibraciones al impactar las puertas.

3. Aleje el acuario de radiadores, aires acondicionados, respiraderos o cualquier otra cosa que hagan que cambie la temperatura.

Recuerden que los peces no mantienen la temperatura corporal, sino que su temperatura varía según el medio en el que se encuentren, por lo que los cambios pueden afectar su salud.

4. Ubique el acuario en un lugar donde no haya mucho flujo de objetos o personas.

Si los peces perciben movimientos a su alrededor con mucha frecuencia pueden sentirse afectados.

5. Coloque el acuario donde no puedan caerse o ser golpeado.

El acuario debe estar en una superficie fuerte, sólida y completamente nivelada. Esto último es muy importante para evitar que el acuario se agriete y pueda romperse.

6. Asegúrese de tener una toma de corriente cerca del acuario.

El acuario necesitará ciertos componentes que funcionan con electricidad como la bomba y el filtro, sin embargo, se debe tener cuidado de que el lugar donde se encuentre la toma no quede expuesto a cualquier derrame de agua.

7. Trate de que el acuario tenga  un cercano acceso al agua.

Esto es para evitar transportar grandes y pesadas cantidades de agua, tomando en cuenta de que los acuarios requieren cambio de agua cada una o dos semanas.

8. Coloque el acuario en un lugar en el que tenga el espacio libre suficiente para realizar el mantenimiento.

Recuerde que debe cambiar los peces de lugar, retirar y limpiar los elementos del acuario, por lo que necesitará espacio para poder trabajar.

9. Ubique el acuario en un lugar donde pueda sentarse a observarlos

Los peces deben ser vigilados de vez en cuando para poder apreciar cualquier síntoma o signo de enfermedad para poder ser tratados a tiempo.

10. Ubique el acuario en un sitio donde reine la calma

A los peces no les gusta el ruido, deben mantenerse alejados del televisor, la radio y cualquier otro artefacto que pueda  molestarlos.

Sustrato, plantas y ornamentos

Los peces dorados requieren un sustrato que no se quede en la boca y que no tenga desechos.

La mejor alternativa sería la arena, ya que los desperdicios que caen sobre ella pueden ser aspirados al limpiar el acuario, y además los peces pueden escupirla con facilidad.

Existen otras opciones, es cuestión de consultar con los expertos en la tienda de acuarios.

Como consejo, evita la grava, ya que esta suele ser tragada por los peces y puede causarles la muerte.

En cuanto a las plantas y la decoración, mientra más algas, cuevas y ornamentos tenga el acuario será mejor para el pez dorado.

Así que puedes dar rienda suelta a tu imaginación para recrear un fabuloso hábitat marino.

Puedes utilizar plantas vivas, las cuales tienen un efecto positivo en el ciclo del nitrógeno, además de agregarle un aspecto más realista a la decoración.

De tormas debe tener en cuenta que si tiene goldfish con piel delicada o ciertos defectos, como los telescopios o los peces ojos de burbuja, debe evitar aquellas decoraciones que tengan bordes afilados o puntas que puedan causarles daño.

Preparación del agua del acuario

Antes de introducir peces en un acuario, debe verificar que los acondicionadores de agua, el ciclado del acuario y la temperatura del agua sean las adecuadas para que el agua tenga la calidad ideal que los peces necesitan.

Acondicionadores de agua adecuados

Es ideal colocar en el acuario algún tipo de acondicionador de agua que elimine el cloro y neutralice la cloramina, esto con la finalidad de reducir el estrés en los peces, además de contribuir a la sanación de heridas y renovar los tejidos maltratados.

Ciclado del acuario

El ciclado es una de las partes más importantes a la hora de configurar un acuario. Antes de iniciar esta fase, tiene que cerciorarse de tener un kit de prueba de agua dulce apropiada, para monitorear y administrar los niveles de amoníaco, así como descubrir si existe alta presencia de nitrato. Con el kit podrá obtener información sobre cuándo introducir nuevos peces al acuario.

Esto se realiza porque os desechos y excrementos de los peces liberan amoníaco y éste es fatal para los peces. Además las bacterias que se alojan en el filtro transforman el amoníaco en nitrito, un elemento con mayor toxicidad que el amoníaco. Lo positivo de esto, es que otro tipo de bacteria dentro del filtro consumirá los nitritos y los transformará en nitratos. Los nitratos en niveles bajos no hacen daño. Justo este proceso de transformación se lleva a cabo después del ciclado.

Hay que tener en cuenta que el ciclado no es suficiente, ya que los niveles altos de nitrato también son peligrosos, ya que producen pérdida de color y apetito en los peces, y contribuye al aumento en la cantidad de algas. Por esta razón se deben realizar cambios de agua con cierta regularidad para evitar que se acumule el nitrato en el acuario.

Temperatura del agua

La mayoría de los peces dorados son de agua fría, sin embargo hay un grupo de ellos que no lo son. A los peces dorados los podemos clasificar en dos tipos, lo de cuerpo delgado y elegantes. Estos últimos son más delicados que los primeros, ya que sus órganos se encuentran dentro de un cuerpo más pequeño, suelen tener características exageradas, como una enorme cabeza, aletas más grandes que el dorso, abultamientos u ojos saltones. Debido a que son híbridos presentan serios problemas de salud, por lo tanto su esperanza de vida es muy baja.

Toda esta fragilidad hace que requieran una temperatura más templada, ya que el agua fría no los matará en sí, pero si causará presión en su sistema inmune. Para este tipo de peces se recomienda una temperatura entre  78 a 82 ° F (o 25 a 27 ° C) que mantiene el agua libre de bacterias dañinas, y a la vez brinda suficiente oxigenación. En estos casos es ideal utilizar un calentador de acuario, a menos que habite en un lugar caluroso.

Temperamento y compatibilidad de los peces dorados

Los peces dorados son de una naturaleza pacífica. Muchos de ellos incluidos los Los voyalevosts, telescopios, cometas, shubunkins, riukins y wakins pueden coexistir tranquilamente con otras especies.

Sin embargo, lo ideal es que estén solos entre peces de la misma raza, para evitar que se crucen con otras especies y subespecies, dañando la raza, destruyendo el trabajo que por siglos los criadores orientales han llevado a cabo.

De hecho si la mezcla de especies no se detiene, este hermoso pez de elegantes colores se convertirá en una simple y ordinaria carpa sin mayor valor.

Aclimatar los goldfish al acuario

Luego de preparar el acuario, ajustando su temperatura, pH y agregado los químicos necesarios es momento de introducir su Goldfish en su acuario de cuarentena temporal.

Lo primero que debe hacer es colocar la bolsa de plástico en la que ha transportado el pez en el acuario para que flote.

Mantenga la bolsa de plástico sellada, en caso de que esta contenga oxígeno puro que hayan agregado en la tienda de acuarios, en caso contrario abra la bolsa.

Debe ser precavido con algunos peces dorados de cola única, ya que cuando se estresan suelen saltar.

Observe el comportamiento del pez para asegurarse de que no presente síntomas de estrés, si lo nota airee el agua con una piedra de agua.

Transcurrido unos 30 minutos o cuando se han igualado las temperaturas, comience poco a poco a unir el agua del acuario con la de la bolsa por al menos una hora para emparejar el pH. Posterior a esto voltee lentamente la bolsa de plástico y permita que los peces naden en el acuario o contenedor de cuarentena.

¿Cómo alimentar adecuadamente al pez dorado?

Existe una gran variedad de alimentos para peces de colores como los Goldfish, que incluyen escamas, lombrices, gusanos de sangre y hasta camarones en salmuera.

Pero no todos los alimentos que pueda encontrar en el mercado son adecuados para ellos. Si se quiere un pez saludable, es necesario prestar atención a este factor. 

¿Qué pueden comer los peces dorados?

En la naturaleza los peces dorados obtienen sus alimentos del fondo y de la parte media de la fuente de agua donde habiten, y no de la superficie. Les gusta pasar tiempo buscando en el sustrato.

A nivel doméstico, dos de las presentaciones de alimentos más populares con los Copos y los Pellets.

Copos o escamas

Al alimentar los peces dorados con copos nos aseguramos de que todos coman y evitamos ensuciar el acuario, pero lamentablemente, este tipo de alimentación puede producir en los peces trastorno de vejiga natatoria, ya que al pez al salir a la superficie estaría tragando aire al comerlos. Eso sin contar que después de ser abiertos se vencen rápidamente.

Pellets

El lado positivo de los pellets es que se hunden y se depositan en el fondo del acuario, lo que ayuda a que el pez se alimente como acostumbra en su ambiente natural, además este alimento tiene una vida útil bastante larga.

Desafortunadamente, los pellets contribuyen a contaminar el acuario, ya que al degradarse los restos se incrementan los niveles de amoniaco en el acuario. Por otro lado el pez dorado correría el riesgo de consumir grava  de forma accidental al buscar los pellets en el fondo.

¿Con qué frecuencia alimento al pez dorado?

Muchos aconsejan alimentar a los peces dorados una vez al día a la misma hora siempre. Sin embargo, existen ciertos factores que sería ideal considerar, como lo son:

  • La Edad del pez. Los peces requieren varias comidas al día en su primer año de vida que es cuando su desarrollo es más rápido.
  • Desove. A mayor cantidad de alimentos que consuma más huevos produce.
  • Crecimiento. Mientras más cantidad de raciones reciba al día en pequeñas porciones, más se acelera su metabolismo, dando como resultado un rápido aumento de tamaño.
  • Temperatura.En los meses de invierno, debido a las bajas temperaturas el metabolismo del pez se ralentiza, y los alimentos pueden causar daño cuando quedan alojados en el intestino, por eso se aconseja disminuir la cantidad de comida que se acostumbra cuando están  en hibernación.
  • Volumen de agua. Se debe considerar que si no existe el volumen de agua suficiente para diluir las toxinas que se generan por los nutrientes sobrantes. En estos casos es aconsejable colocar alimento unas dos veces por semana para evitar la contaminación del agua.

Cuidados de los Goldfish

En esta publicación, explicamos con qué frecuencia debe hacer un cambio de agua, cuánta agua debe cambiar cada vez, y le contamos algunos de los errores más comunes que cometen las personas al cambiar el agua del pez dorado.

Cambios de agua para tener un pez sano

Por lo general un acuario requiere el cambio de ⅓ del agua semanalmente. Sin embargo, es recomendable utilizar de manera frecuente un kit de prueba para monitorear los parámetros de agua de su acuario y cambiar el agua más seguido, incluso diariamente si detecta  altos niveles de nitrito o amoníaco.

Vigila el comportamiento de tus peces

Es necesario interpretar el comportamiento de sus peces para así poder detectar signos de enfermedades, señales que indiquen apareamiento, o determinar que puedan estar necesitando. Esto solo lo puede detectar a través de una observación frecuente de sus peces.

Los peces dorados son muy sociables, y tienen un gran sentido de asociación. Son de naturaleza pacífica, pueden tener ciertos episodios de violencia cuando está compitiendo por comida.

Se acerca a la superficie cuando se percata de que alguien se acerca al acuario, ya que se acostumbran a las personas que los alimentan.

Una de sus actividades recurrente y totalmente normal es rebuscar en el sustrato del acuario, siempre buscando algunos restos de comida.

Como tiene un metabolismo bastante acelerado, también acostumbrara a picar las plantas del acuario.

Los peces dorados son nadadores lentos, pero si nota cambios de velocidad y además el macho persigue a la hembra y la empuja contra las paredes del estanque, es porque se están posiblemente apareando.

Si su acuario tiene un exceso de habitantes, probablemente el pez dorado se estresará con facilidad al verse obligado a competir por la comida.

Los peces dorados nadan por todo el estanque, sin preferencia alguna por una zona en particular, aunque se concentrará en la superficie a la hora de recibir el alimento o cuando los niveles de oxígeno son escasos.

Si sus peces dorados rompen con frecuencia la superficie del agua o nota que tragan aire regularmente, debe comprobar la calidad del agua y revisar los niveles de oxígeno para descartar algún problema dentro del acuario.

Limpieza del acuario

Limpiar el acuario no es algo que emocione,  no se requiere realizarlo con mucha frecuencia, solo cuando hayas tenido algún problema serio que lo amerite o se ha presentado alguna enfermedad. Si el cuidado del acuario ha sido el adecuado, la limpieza no debe llevar más de media hora.

La limpieza y el cambio de agua son dos cosas diferentes, esta última si debe realizarse con cierta frecuencia.

Para limpiar el acuario necesitarás algunas herramientas, que se describen en la siguiente tabla.

HerramientaUtilidad
Raspador de algasControla el crecimiento de las algas  alrededor del acuario.
Recipiente plastico Contenedor de cualquier cosa que haya retirado del acuario, como por ejemplo, plantas muertas.
Manguera de sifónExtrae el agua del acuario hasta un nivel necesario sin succionar a los peces.
Limpiador de gravaAspira la suciedad que se adhiere a ella.
Pinzas para plantarSirven para retirar peces muertos u otros elementos del acuario sin necesidad de mojarse las manos, y en algunos casos para podar plantas.

Pasos a seguir para limpiar un acuario:

  1. Cerciórese de que ninguno de los peces muestra signos de posible enfermedad.
  1. Compruebe que no hay crecimiento de algas alrededor de las plantas.
  1. Revise que los flujos del filtro son los adecuados.
  1. Desconecte los enchufes.
  1. Mida la temperatura, el pH y los nutrientes (nitratos) del agua.
  1. Limpie las paredes de las algas.
  1. Pode las plantas o cambielas por otras nuevas.
  1. Limpie el filtro solo si tiene muchos residuos o es demasiado pequeño.
  1. Coloque el tubo de sifón dentro del acuario y encienda el sifón. Limpie la grava si nota que hay tierra obstruyendo.
  1. Reemplace el agua.
  1. Encienda la energía.
  1. Coloque comida en la pecera.
  1. Limpie el vidrio o el acrílico exterior.

Análisis del Agua para comprobar los parámetros críticos

Asegurarse de que el agua de su acuario cuenta con la pureza necesaria es sumamente importante para garantizar la salud de sus peces. Por esto, antes de adquirir un acuario, debe considerar incluir en su presupuesto la compra pruebas de verificación de los parámetros del agua con frecuencia o pedir en la tienda de acuarios que se las realicen, en caso de que no desee hacerlas usted mismo.

Los parámetros que debe medir son los siguientes:

ParámetrosAspecto a considerar
AmoníacoLos niveles de amoníaco tienden aumentar por varios factores, entre los que se encuentran:Acuarios recién instalados.Acuarios que no reciben un cambio de agua frecuentemente.Acuarios con sobrecarga de peces.Filtros sucios, llenos de residuos de alimentos y otros elementos.Medicamentos o químicos que acortan el ciclo biológico.
Las pruebas de amoníaco deben realizarse al menos una vez al mes o cuando un pez enferme o muera.
Cuando se detecten picos de amoníaco, se deben disminuir inmediatamente, ya que niveles altos de amoníaco son letales para los peces.
pHLos cambios repentinos de este parámetro puede enfermar o incluso matar a sus peces.
Si eso es lo que está ocurriendo, debe realizar pruebas de dureza de carbonatos del agua (KH). Si estos son elevados debe consultar en la tienda de acuarios que compuestos adquirir para su estabilización.
Al igual que el amoníaco su valor debe ser verificado una vez al mes por lo mínimo.
Mida el pH de su acuario y del acuario de la tienda donde compra los peces para que realice cuando aclimate los peces lo haga de la manera adecuada.
NitritoLos niveles altos de nitrito son comunes en acuarios nuevos, incluso después del ciclado. Es aconsejable someter el agua a pruebas de nitrito mensualmente, ya que sus altos niveles son extremadamente tóxicos.
La única manera de disminuir los niveles de nitrito es con cambios de agua.
NitratosSi bien la toxicidad del nitrato no es alarmante como la del nitrito y el amoníaco, es recomendable mantener sus niveles controlados, ya que picos altos pueden estresar a los peces, sobre todo si estos son jóvenes. Al igual que el nitrito los cambios de agua disminuyen el nivel de nitratos.
Por su puesto, es ideal incluir prueba de nitratos dentro de las pruebas mensuales de medición de parámetros.
FosfatoLos niveles altos de fosfato incrementan el crecimiento de las algas ya que le sirven de nutrientes. Así que si tiene un exagerado crecimiento de algas debe verificar los niveles de fosfato.

Reproducción de los goldfish

Los peces dorados son asexuales hasta que alcanzan su madurez, por lo que es muy difícil detectar una hembra o un macho a temprana edad.

Los machos suelen tener pequeñas protuberancias alrededor de sus branquias, cabezas, en sus aletas pectorales que resaltan cuando están en etapa de reproducción. 

Mientras las hembras suelen ser más robustas y con vientres redondos. Y sus respiraderos aumentan, sobre todo cuando estos tienen huevos.

El macho empuja y golpea a la hembra hasta que esta expulsa los huevos sobre la vegetación del acuario, donde estos se adhieren.

La eclosión se lleva a cabo de 1 a 3 días después del desove, dependiendo del tipo de pez dorado.

Identificar y tratar las enfermedades

Los peces dorados pueden presentar distintos tipos de enfermedades, que varían según las causas que las producen  y los síntomas que puedan presentar. A continuación detallaremos algunas de ellas.

EnfermedadCausasSíntomasTratamiento
Enfermedad de ich whitespot o de la manchas blancas: Son parásitos que se comen el tejido y la sangre de los peces de colores. Mal estado del agua o Cambios repentinos de temperaturaManchas blancas en el cuerpo.
Los peces se frotan contra las paredes, ornamentos  y fondo del acuario.
Aumente la temperatura del acuario.
Agregue sal no yodada al acuario, sin mezclar, deje que se sedimente.. Aproximadamente 450 gr por cada 3,8 litros. Después de unos 3 minutos extraiga la sal y realice un cambio de al menos la mitad del agua sin añadir químicos.
No utilice filtros o airee el agua.
Podredumbre de la aleta. Son bacterias que atacan a peces no saludables causando la putrefacción de la aleta hasta que llega a la base de esta y causa su muerte.Baja calidad del agua.
Temperatura baja del agua durante un período prolongado de tiempo.
Aleta opaca y con rayas irregulares o como si estuvieran  manchadas de sangreEleve la calidad del agua.
Coloque una cucharada de sal por galón de agua limpia cada semana.
En caso de que su pez no mejore consulte con un especialista sobre algún tratamiento médico.
Infección por hongos o enfermedad del algodón. Es bastante común en aquellos peces con úlceras, parásitos o con heridas abiertas, no suele  afectar a los peces saludables. Si no es atacada a tiempo llegará al tejido muscular y el pez morirá.Calidad del agua.Mancha blanca como algodón en el cuerpo.
Nadará de manera incómoda.
Pérdida del apetito.
Coloque el pez en un acuario solo con un tratamiento antimicótico.
Quite los elementos químicos, principalmente el carbón del filtro.
Añada 3 cucharadas de sal no yodada por galón poco a poco sin mezclar o como alternativa, agregue de 3 a 4 mg por litro de azul de metileno.
Pase a los peces con hongos durante dos minutos  por una solución de una parte de sulfato por 2 millones de partes de agua.
Enfermedad de terciopelo, también conocida como enfermedad de Oodinium o Gold Dust. Es similar al Ich y prácticamente imperceptible en peces de color claro.Introducción de un nuevo pez en el acuario que no ha sido puesto en cuarentena o introducción de elementos sin esterilizar, como la red.Manchas como de polvo amarillento que comienzan en la parte superior del  cuerpo y se extienden hasta las branquias. 
El pez se frota contra los adornos del acuario.
El pez nadará de forma horizontal y muy cerca de la superficie.
Mientras realiza el tratamiento cubra la pecera con una toalla y apague las luces del acuario y del lugar donde se encuentre y coloque la temperatura del agua a unos 80°F.Elimine el carbón del filtro.Coloque una cucharada de sal no yodada por galón de agua.
Aplique este tratamiento por diez días.
Un tratamiento opcional es introducir al pez en una solución de una parte de sulfato de cobre en dos millones de partes de agua por un par de minutos.
Gusano de ancla: es un parásito que se introduce en la cabeza y el cuerpo del pez y se nutre de él. Por lo general el parásito se aloja detrás de una aleta pectoral o dorsal.
Pez recién agregado al acuario portador del parásito o planta con la larva.Se observa un hilo como pegado al cuerpo del pez.
El pez frota su cuerpo contra las paredes del acuario.
Quite con pinzas los gusanos visibles tanto del acuario como del cuerpo del pez.
Introduzca al pez en una solución de 100 mg por 2.5 galones de agua por unos 30 minutos.
Realice cambio de agua al acuario diariamente por una semana, colocando de 1 a 2 cucharadas de sal no yodada al acuario. 

Conclusiones finales sobre los cuidados de los peces dorados

Como habrás podido apreciar, tener un acuario con peces dorados no es tan simple como muchos piensan. Recuerda que estas criaturas hermosas son delicadas y requieren muchos cuidados. Como todo ser vivo necesita una alimentación específica y un ambiente adecuado donde se pueda desarrollar de la manera correcta, además de obvios cuidados para evitar que padezcan enfermedades que le causen dolor o muerte.

Si eres dueño de un acuario o deseas instalar uno, ten en cuenta cada uno de los puntos tratados en esta publicación para que puedas ofrecerle a tus peces la atención necesaria y el ambiente que merecen.